Facebook Twitter Google +1     Admin

ISRAEL: CARTA DE UN ARGENTINO NO JUDIO DESDE ISRAEL....

Bernardo Ptasevich
CARTA DE UN ARGENTINO NO JUDIO DESDE ISRAEL
Queridos hermanos y amigos, latinoamericanos y del mundo:
Me declaro Argentino, de 31 años, casado y en la dulce espera de mi primer hijo. No profeso religión alguna, tampoco poseo ninguna afiliación política y no soy hincha de ningún club de fútbol. Mi profesión es la de Ingeniero en Sistemas (aunque sin ningún titulo universitario para avalarlo) y me considero un aficionado de la literatura y la escritura. Hace poco menos de dos años decidí, junto a mi esposa, emprender un viaje con final incierto. Buscábamos aventuras, nuevas culturas y, sobre todo, salir de nuestra zona de comfort para enriquecernos con nuevas experiencias. Nuestro destino: Israel.

Casi dos años después, seguimos aquí, trabajando, viviendo, disfrutando y esperando nuestro primer retoño. Aunque la idea original no era instalarnos definitivamente pero, a pesar de las barreras idiomáticas y culturales, decidimos que la tranquilidad y la seguridad personal con la que aquí se vive, valían la pena.Otro dato importante a tener en cuenta: Israel no lucha contra Palestina, ni lucha contra el pueblo árabe, ni tiene ningún problema con los musulmanes, cristianos u otros (salvando los grupos extremistas, como los hay de todos los gustos en todo el mundo). La guerra de Israel es contra los grupos terroristas que, contra los deseos de la propia población que dicen representar, utilizan el terror y el asesinato como formas de gobierno y propaganda. La lucha de Israel es contra el grupo Hamas, como en el pasado lo fue contra el grupo de Hezbollah, responsable de las intifadas entre otras cosas y para los desmemoriados, son los mismos que siguen tomando parte del genocidio en Siria, en un conflicto que lleva años ya, pero del que nadie habla. En resumen, Israel no lucha con Palestina ni su pueblo, la mayoría de los israelíes están a favor de lo que se conoce como la solución de dos estados, que significa reconocer a Palestina como estado
independiente a cambio de que el pueblo palestino reconozca a Israel de la misma forma. Por lo tanto, todos aquellos que pregonan a los cuatro vientos la libertad de Palestina, se pueden sumar a la gran mayoría de israelíes que opinan igual.

He leído mucho por ahí, no solo en las redes sociales si no incluso en los principales medios de comunicación que hablan del genocidio en la franja de Gaza. Empecemos por el principio, el diccionario de la lengua española define:

genocidio.

(Del gr. γένος, estirpe, y -cidio).

1. m. Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.

fuente: Real Academia Espanñola

Por lo tanto esta claro que el conflicto que nos ocupa no se trata de un genocidio. Para empezar, Israel tiene 0 (cero) intenciones de exterminar o eliminar sistemáticamente a nadie, muy por el contrario, intenta evitar que su propia población sea exterminada de esa forma. Para concluir, no existe motivo de raza, etnia, religión, política o de nacionalidad en los ataques israelíes a la franja de Gaza. El único motivo que lleva a Israel a atacar la franja de Gaza es que desde ese lugar se lanzan sistemáticamente misiles hacia población civil israelí, por motivos de raza, etnia, religión, política Y de nacionalidad COMBINADOS. Por el simple hecho de que Hamas no comete un genocidio es porque Israel tiene excelentes defensas militares CON EL OBJETIVO DE DEFENDER A LA POBLACIÓN CIVIL.

Una de las gráficas que vi acusando a Israel de genocidio en Gaza, hacía cuenta de que los palestinos no tienen ejercito, ni armada, ni aviación y es cierto. Pero se olvidan de tener en cuenta los misiles, morteros y armas de guerra que si poseen todos los integrantes del grupo Hamas, contra quien Israel realmente lucha.

Recientemente vi un video en donde se explica el conflicto, históricamente hablando, y la conclusión a la que se llega es muy real: Si mañana Hamas decidiera dejar de luchar, se acabaría la guerra. Si Israel decidiera dejar de luchar, Hamas exterminaría a toda la población Israelí. El video lo pueden ver aquí, aunque yo disiento un poco con este hombre en hablar de Palestina, ya que, como dije antes, el problema no es con los Palestinos si no con los grupos terroristas que los gobiernan.

Otra cosa que se lee mucho es de como el ejercito Israelí mata niños y civiles en sus ataques en Gaza, pero seguramente esa gente no se da por enterada cuando los pilotos cancelan ataques justamente porque hay civiles en el area. Civiles que, lejos de estar ahí por motivación propia, son alentados por los líderes de Hamas para situarse en esos lugares como escudos humanos. Muchos civiles palestinos también terminan en esa posición cuando no se les permite abandonar su hogar para refugiarse bajo amenaza de no poder volver una vez el conflicto haya terminado. Por cierto que cuando no consiguen suficientes civiles para ese propósito, utilizan hospitales y escuelas para almacenar y lanzar misiles hacia Israel.

Por último, un dato histórico que creo muchos olvidan. Hay gente que habla del derecho de Israel a existir como país, hablan de la usurpación de tierras y el ocupamiento ilegal, pero no hace falta más que una corta búsqueda para enterarse que Israel fue fundado en 1948, tras el holocausto de la segunda guerra mundial para darle un lugar al pueblo judío en donde refugiarse, ya que muchos de ellos se habían quedado sin un país al que volver. Las tierras que hoy ocupa el país fueron cedidas por el gobierno de británico, quién tenía la ocupación desde el final de la primera guerra mundial y el tratado de la Organización de las Naciones Unidas que le daba la ocupación al Estado de Israel fue votado a favor por 33 países y 13 en contra. Israel nunca tomo territorio por la fuerza, siempre uso la fuerza para defenderse de quienes querían eliminarlo.

Y acá estoy yo, que no quería escribir esto, que no quería meterme en ideologías políticas pero me veo obligado, por que hoy vivo en Israel. Por que desde que se inició el conflicto hace 28 días, las sirenas que indican que un misil se dirige hacia una zona poblada no han parado de sonar en todo el país, especialmente en el sur y los alrededores de Gaza, pero también en el centro y norte del país. Porque Hamas tiene un solo objetivo que es asesinar civiles y ya no le importa de que bando sean, con tal de que les den prensa. Porque a diferencia de lo que el mundo imagina, Israel no es un país de fanáticos religiosos que quieren exterminar a los árabes y musulmanes del mundo sino, muy por el contrario, es una nación donde la mayoría de la población es judía laica y el único interés que tienen realmente es ir a trabajar en la semana, si se puede ir al cine el fin de semana, comer algo rico, cambiar el auto cada 3 o 4 años y disfrutar de
la vida lo más posible. Porque los ciudadanos israelíes tienen el servicio militar obligatorio (que hacen con orgullo y que en general es una preparación para el mundo laboral más que para la guerra) para defender su país, no para atacar a otros. Porque hay gente a unos 12.161 kilómetros de la franja de Gaza (tal es la distancia a Buenos Aires en línea recta) que piensan que leer una nota en un medio antisemita les da información suficiente para formarse una opinion. Porque demasiada gente repite lo que dicen otros porque “les parece” bien. Porque las sociedades en general de todo el mundo están acostumbradas a ponerse del lado del más débil, pero a veces se olvidan que los débiles, no por débiles son inocuos y pueden costarle la vida a muchas personas inocentes.

Y acá estoy yo, un argentino goy (no judío), que vive en Israel por elección, porque es un lugar maravilloso y donde me siento más seguro de lo que me sentí en los últimos 20 años en Argentina. Y acá esta mi esposa y mi hijo por nacer. Y los hijos de mis amigos, y sus amigos. Y sus compañeros de colegio que quieren crecer para hacer cosas como ser médicos o jugadores de fútbol. Y también viven acá otros argentinos. Y rusos. Y ucranianos. Y franceses, británicos, italianos, estadounidenses, cubanos, chilenos, mexicanos, filipinos, drusos, árabes, paraguayos, ecuatorianos, palestinos, holandeses, nigerianos, panameños, belgas, uruguayos, venezolanos y etíopes. Y a todos nosotros no podría importarnos menos tu religión, o el color de tu piel, o el idioma que hablás o de donde venis. Y como será que en el parlamento Israelí hay representantes palestinos.

La lucha de Israel no es contra Palestina ni contra Gaza, es en defensa de Hamas. La guerra de Hamas es contra Israel y el pueblo judío. Una guerra de odio e ignorancia.

No fomentemos más la ignorancia. No le hagamos más de relaciones públicas a grupos como Hamas y Hezbollah. Informemonos, todos, antes de decir barrabasadas. Informemonos antes de publicar en las redes sociales lo malo que es un grupo de personas basados en lo que la gente alrededor nuestro opina o basados en preconceptos de cosas que no conocemos.

En casa hay un sofá cama, el que quiera esta invitado a venir, conocer y enamorarse un poco. Eso sí, no tenemos refugio anti bombas cerca, pero la vida continua a pesar de todo.

07/08/2014 09:46 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris