Facebook Twitter Google +1     Admin

La trama de las ITV también intentó amañar los concursos energéticos de su Generalitat

LOS IMPLICADOS RECIBIERON 180.000 EUROS EN SUBVENCIONES

La trama de las ITV también intentó amañar los concursos energéticos de la Generalitat
El presidente del grupo parlamentario de CiU, Oriol Pujol 
Antonio Fernández. Barcelona

La trama de las ITV desarticulada en Barcelona en el mes de marzo del año pasado no sólo iba detrás de conseguir estaciones de inspecciones de vehículos: tenía todo preparado para amañar también concursos públicos relacionados con la eficiencia energética de los edificios oficiales de la Generalitat de Cataluña. Su intención era, según se afirma en los informes policiales, influir en la convocatoria de estos concursos para que sólo pudiera haber cuatro o cinco operadores en el sector. El cerebro de la trama, el empresario Sergi Alsina, utilizó para ello a la directora del Instituto Catalán de Energía (Icaen), Maite Masià, y tramó con su socio,Sergi Pastor, una estrategia para sacar tajada de sus contactos.

Antes de una reunión con Masià, ambos convinieron en que uno de los puntos más importantes que tratarían sería "el concurso de edificios públicos de la Generalitat, que (Maite Masià) les tiene que explicar, en lotes de cuándo lanzarán los 200 edificios, qué calendario tiene, qué operadores hay. Sergi Alsina le dice que a ellos les interesa que se hagan lotes grandes para que sólo haya 4 o 5 operadores", subraya uno de los informes incorporados al sumario.

En una conversación telefónica, Alsina decía a su socio que quien mueve los concursos de los edificios de la Generalitat es el Icaen y su directora "es aquella chica que te dije que era muy amiga mía". El 20 de octubre de 2011, Sergi Alsina y Sergi Pastor hablan de nuevo y el segundo le comenta al primero que lo más importante es que tengan “conexión directa” con Maite “de cara a los concursos y su preparación”.

Así, el Icaen se convirtió también en el organismo oficial a través del cual la trama pretendía conseguir cientos de miles de euros en subvenciones públicas. En septiembre de 2011, los Sergis recibieron la confirmación del director del Servicio Catalán de Ocupación (SOC) de que se les darían 180.000 euros en ayudas públicas para formar a personal. "En principio, él (se refiere al director del SOC) nos ha dicho que esto... que darnos una subvención para el proyecto Upprime de alrededor de 180.000 euros no lo veía descabellado, para dárnosla incluso dentro de este año", explicaba el empresario Sergi Pastor a Sergi Alsina en una conversación telefónica.

Los contactos para subvenciones fueron canalizados por Alsina a través de Maite Masià, a quien conocía. Y ese contacto político parecía funcionar a la perfección. El 11 de octubre, Sergi Alsina habla con la directora del Icaen. "La única cosa que ya te avanzo, porque me lo acaban de decir ahora por teléfono, lo importante es que te la conseguimos. Si realmente había presupuesto, te la conseguimos (...) Tenemos bloqueados los pagos, quiero decir, una cosa es que la concedamos y otra que la pagaremos cuando podamos (...) porque, ahora, la Generalitat únicamente está pagando sueldos y Seguridad Social, ¿eh? No pagamos ni impuestos (...) Quiero decir que no sé cuándo pagaremos. En alguna hora se pagará (...) Si no os lo pagamos enseguida, os lo pagaremos cuando podamos, pero os lo pagaremos. Sí, sí, lo importante es que la tengas concedida. Y sobre todo, otra cosa: que lo justifiquéis, ¿eh?", explicaba Maite Masià a su interlocutor.

Lo importante era que la Administración concediese la ayuda. "Bueno, si la tienes concedida, esto ya pinta bien, ¿me entiendes?”, decía Sergi Pastor a Alsina inmediatamente después de la comunicación de la directora del Icaen. "Esto está más jodido que la puñeta. A mí me han hablado que incluso la paga de verano, está seguro que no se cobrará, ¿eh? Imagínate cómo está el panorama. Por eso te digo que si nos la devengan, vamos a hacer lo que es posible. Yo, que lo cobremos, lo veo más jodido; pero si al menos la devengamos, ¿sabes lo que te digo?: que está en el bolsillo y punto", añadía Pastor.

A la trama de las ITV les interesaba de manera especial la relación con el Icaen por una sencilla razón: pretendía hacerse con subvenciones con las que formar al personal excedente de Sony (la multinacional que se deslocalizó y de la que cobraron3 millones de euros para buscar comprador). La jugada era completa: convencieron a Xavier Pujol, propietario de Ficosa, una de las más potentes compañías del sector del automóvil, para comprar la factoría de la japonesa. Al mismo tiempo, crearon con Ficosa la compañía Upprime Energy.

Esta compañía iba a ser utilizada para recibir concesiones de estaciones de ITV que ellos mismos estaban amañando juntamente con el subdirector de Seguridad Industrial de la Generalitat, Isidre Masalles, y con el responsable de la sectorial de Industria de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Josep Tous, a quien la Generalitat había contratado ex profeso para elaborar un nuevo mapa de ITV y convocar un concurso. Ese concurso, según se desprende de las conversaciones intervenidas, estaría amañado y se distribuirían las estaciones a empresas amigas, sin tener en cuenta criterios objetivos de servicio. Alsina, Pastor, Tous y Masalles fueron detenidos en marzo pasado y sus planes, truncados.

Además de sacar tajada de las estaciones de ITV, Upprime iba a recibir 180.000 euros para reconvertir a una parte de los extrabajadores de Sony en inspectores energéticos. Y, además, esperaba que le adjudicaran varios concursos públicos desde el Icaen para poner en marcha proyectos piloto de eficiencia energética en edificios oficiales. Todo ello al margen de que la trama iba a conseguir otra subvención para que Ficosa pudiese hacer una auditoría interna.

El 17 de octubre, Sergi Pastor habla con la empresaria María Jesús Muro, esposa del director de Sony España, Pedro Navarrete, a quienes incorporaba como accionistas a Upprime. "Pastor le comenta que, según Alsina, los 180.000 euros de subvención ya los tienen, que lo que hay que concretar es que si es formación homologada o formación específica, que es lo que les interesa porque así les pagan el proyecto piloto", dice un informe policial. Ese mismo día Alsina habla con Pastor y lo cita para una reunión con la directora del Icaen para el día 19 de octubre.

Oriol Pujol, informado

Los informes policiales del sumario son contundentes al analizar el tema: "La financiación se basa fundamentalmente en la obtención de subvenciones públicas, en concreto una subvención de 180.000 euros para formación a través del Icaen, que les sirva para financiar los primeros proyectos piloto. Para su obtención, Sergi Pastor, conocedor de la amistad de Sergi Alsina con la directora del Icaen, Maite Masià, no duda en decirle que eso depende de él y Sergi Alsina, a su vez, no duda en servirse supuestamente de Oriol Pujol para la consecución de dicha subvención que a priori parece ya obtenida", dice uno de los informes policiales.

Además, el texto detalla que "para el avance de dicho proyecto no es sólo relevante la financiación, sino también prepararse para futuros concursos de edificios públicos de la Generalitat y tratar de asegurarse que dichos concursos se ajustan a sus intereses (futuro concurso de edificios públicos que se realice en lotes grandes para que haya sólo 4 o 5 operadores)". En un momento determinado, Alsina también le reclama a Pastor toda la documentación sobre el asunto porque ha de comer con Oriol Pujol y así le comenta toda la operación.

El 19 de octubre de 2011, los dos Sergis mantuvieron una reunión con Maite Masià para conseguir las subvenciones. El objetivo, según un informe judicial, era realizar cinco proyectos y, para ello, Pastor buscaba 500.000 euros de financiación. Estos proyectos se referían todos a edificios públicos y la propuesta que llevaron a la directora del Icaen fue que se podían presentar sólo cuatro o cinco empresas, ya que la limitación de estas era básica para sus intereses. “También es fundamental para el buen desarrollo la obtención de subvenciones públicas para una parte del proyecto, por lo que contactan con Maite Masià, destacando que del resultado de esta reunión son informados Oriol Pujol y Josep Tous. Es relevante el papel que juega Maite Masià, ya que como especifica Sergi Pastor, “lo importante es tener contacto directo con ella para preparar los concursos’”.

"La cosa va avanzando"

Y en efecto, el mismo día de la reunión, Sergi Pastor telefoneó a Josep Tous para explicarle cómo había ido y para comentarle que le explicaron a la directora del Icaen los proyectos piloto de eficiencia energética que querían impulsar. Paralelamente, Sergi Alsina habló por teléfono con Oriol Pujol y le explicó que le habían detallado a Maite Masià el “proyecto Upprime” y que “la cosa va avanzando”. Las sospechas de los investigadores apuntan a que el interés del político por el tema va más allá de la cuestión profesional, ya que sospechan que Sergi Alsina, que había sido su compañero de clase en el IESE, podría haberle facilitado su entrada como accionista, aunque minoritario, en Upprime Energy, la empresa que pensaba beneficiarse de los concursos y las subvenciones oficiales.

El 28 de noviembre, los Sergis hablan por teléfono sobre las subvenciones concedidas. ”Pastor dice que no es adecuado hacerlo a través del SOC, pero ha quedado que no renuncian a él en el sentido de que le pedirán un plan de formación específica para formar a gente de cara a Escos (empresas de certificación energética), que sólo hace el SOC y que Maite Masià ha apuntado la vía de la formación tripartita porque esta va por descuento directo de la Seguridad Social y entonces será como una entrada neta para ellos”, dice un informe policial que obra en el sumario. El mismo informe resalta también que Pastor le dice a Alsina que “eso no era lo que querían y que Maite Masià se ha portado muy bien, pero su desconocimiento de las subvenciones/ayudas ha limitado su actuación”. Sus quejas se debían a que lo que pretendían era obtener en metálico los 180.000 euros para luego gastarlos a su conveniencia, en vez de recibirlos en especie, es decir, directamente en la formación de personal.

En la misma conversación, admiten que la directora del Icaen estaba muy dispuesta y, por ello, los miembros de la trama “forzaron la máquina” y negociaron que se convocarían concursos públicos, pero que tratarían de obligar a los adjudicatarios a contratar trabajadores “de Upprime-Ficosa” para que adquirieran formación

08/01/2013 18:50 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris