Facebook Twitter Google +1     Admin

Hacienda 'intervendrá' a las autonomías: sólo habrá rescate si pagan a 30 días...

EL PRÓXIMO FLA, CONDICIONADO AL PAGO DE PROVEEDORES

Hacienda 'intervendrá' a las autonomías: sólo habrá rescate si pagan a 30 días
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (Efe).
Ángel Collado. Toledo

El Gobierno, en su primer aniversario en el poder, reactiva las reformas para poner coto a las disfunciones normativas y al endeudamiento de las comunidades autónomas. El Ministerio de Economía anuncia que llevará al próximo Consejo de Ministros la ley de unidad de mercado y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se comprometió ayer a acabar con la práctica de algunos gobiernos regionales dedejar de pagar a los proveedores como medio para financiar otros gastos. El próximo Fondo de Liquidez Autonómico servirá para 'intervenir' a los ejecutivos morosos.

El reparto del FLA, auténtico plan de 'rescate' de las autonomías, será el instrumento que Hacienda utilizará para acabar con la práctica de la mayoría de los gobiernos regionales de aplazar pagos de servicios y proveedores con el fin de dedicar esos fondos a sostener o no recortar su aparato político o de propaganda. Después del plan específico aplicado por el Gobierno al principio de la legislatura para hacer frente a un total de 5,5 millones de facturas (por valor de 27.700 millones de euros) sin abonar por las distintas Administraciones, algunas comunidades han vuelto a recurrir a la misma trampa.

El ministro de Hacienda aprovechó ayer su discurso en la reunión de la Unión Interparlamentaria del Partido Popular que se celebra en Toledo para anunciar el compromiso del Gobierno de que todo el Estado, también las autonomías, pague sus facturas a 30 días como establece una ley sistemáticamente incumplida por la mayoría de los ejecutivos regionales.

Montoro se fijó el verano como límite para empezar a aplicar ese cambio fundamental, y se mostró molesto con la situación actual. "Nadie se va a volver a financiar a base de dejar de pagar a los proveedores, y si hay alguien que no es capaz de hacerlo, para eso estará el Estado". El ministro contó que, de vuelta al departamento que ya ocupó en los gobiernos de José María Aznar y después de casi ocho años de ejecutivos del PSOE, se había encontrado la "cuenta 409", donde las autonomías contabilizaban sus deudas impagadas año a año como si pudieran aplazar su abono al margen de la ley. "Eso antes no existía y desaparecerá, lo voy a erradicar", remachó.

Fuentes gubernamentales consultadas por El Confidencial explicaron que Hacienda recurrirá al Fondo de Liquidez Autonómico para acabar con el espectáculo de las autonomías con 'derecho' a ser morosas. El 'rescate' de los gobiernos regionales estará condicionado, factura a factura, a que destinen los fondos de ayuda a pagar sus deudas. Si no lo hacen, será el Ministerio de Hacienda el organismo que se haga cargo directamente del pago de proveedores y servicios.

Montoro defendió ante los dirigentes del partido y responsables de los grupos parlamentarios del PP la principal reforma impulsada por el Gobierno: la ley de estabilidad presupuestaria, que, con rango de principio constitucional, obliga a las Administraciones Públicas a no caer en déficit, a no gastar más de lo que recaudan.

Frente a las resistencias de muchos gobiernos regionales a reducir su peso político y burocrático, el ministro de Hacienda insistió en que España, con la citada ley, tiene la oportunidad de reestructurar el Estado de la autonomías, evitar las duplicidades de competencias y funciones, y conseguir unas administraciones económicamente sostenibles.

Montoro sostuvo que el actual Estado autonómico "está descompensado" porque las corporaciones locales son la "cenicienta pobre" que ejercen competencias sin recursos económicos. Por eso, apostó por una reforma local para que los ayuntamientos sean "cada vez mejores gestores, más transparentes y más comprometidos" con la política de estabilidad presupuestaria.

El loro de Sáenz de Santamaría sigue engordando

En la misma reunión de la interparlamentaria del PP, la vicepresidenta del Gobierno,Soraya Sáenz de Santamaría, cifró en 9,7 millones de euros en un año el ahorro que ha supuesto para las arcas del Estado la rebaja del sueldo de los directivos de las empresas públicas y la eliminación de blindajes e indemnizaciones. Como desde la oposición esos recortes se consideran "el chocolate del loro", aprovechó para apostillar: "El loro ya tiene un tamaño considerable y creo que no conviene darle de comer demasiado alpiste". Montoro le siguió la gracia: "El loro no cabe por la puerta".

La vicepresidenta añadió que, con la reducción de altos cargos en el ámbito de la Administración General del Estado, se han ahorrado "más de cinco millones de euros", y que junto a la disminución de gastos corrientes (como publicaciones, publicidad y comunicación institucional), la disminución total de gasto asciende a 89 millones de euros.

18/12/2012 13:12 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris