Facebook Twitter Google +1     Admin

Ya lo dijimos: China, una olla a presión con los datos trucados..

Los datos del PIB chino son “increíbles”, nadie se los cree

 

Kike Vázquez   

¿”Soft” o “hard landing”? Cada día que pasa tenemos más datos para juzgar el futuro macroeconómico de China. O así debería ser. La semana pasada publicaron numerosos indicadores como son PIB, inflación, crédito, producción industrial, ventas retail, inversión… cifras que junto a los diversos PMI deberían ayudarnos a juzgar. Deberían. El problema es que algunos de los datos publicados son, digamos, “poco fiables”. Tan poco fiables que creo que este primer trimestre de 2012 se lleva el premio con respecto a lo que hemos visto hasta ahora.
 
Empecemos con los PMI. A principios de mes se publicó el realizado por HSBC y el oficial del gobierno chino, dando el primero 48.3 (por debajo de 50 muestra contracción, por encima expansión) y el segundo 53.1 puntos. Observamos fácilmente que tenemos una discrepancia… una discrepancia bastante notoria, puesto que uno da un resultado muy negativo y el otro muy positivo. El titular de la prensa fue que se veían “señales mixtas” en la economía china, pero si escarbamos un poco más podremos tener una imagen con más fundamento que esa. Observen la siguiente imagen:
 
 
Que veamos dos resultados distintos es normal, que veamos dos resultados radicalmente distintos no, y eso es lo que pasó en marzo. ¿A quién hacemos caso? El PMI de HSBC está realizado centrándose en las empresas privadas, generalmente con un perfil exportador y de tamaño mediano o pequeño, por la contra el PMI oficial se hace encuestando a las grandes empresas públicas. Las primeras están en un momento más difícil que las segundas por la bajada de ventas a Europa y la escasez en la financiación local, pero si los resultados son radicalmente distintos ¿quién es más probable que distorsione las cifras? Creo que la respuesta es bastante clara.
 
Los datos que tenemos de beneficios empresariales, pertenecientes a enero y febrero, indican que las compañías industriales están ganando un -5.2% con respecto a un año antes y las SOEs (pertenecientes o controladas por el gobierno) un -19.7%. Los beneficios no lo son todo, pero es difícil de entender algo así con la supuesta expansión del PMI oficial.  A continuación pueden observar el frenazo experimentado con datos de Societe Generale. ¿Expansión? No lo parece.
 
 
Además, caídas del 80% interanual en las ventas de terrenos en el área de Shanghai o stock en máximos demuestran que el viacrucis para el sector del Real Estate está lejos de terminar, muy al contrario ahora el contagio podría pasar de las ciudades “tier1” a las “tier 2”. ¿Pesimismo? Yo diría realismo, las cifras dicen lo que dicen, si bien es cierto que también hay datos en la otra dirección. Por ejemplo en marzo algunas magnitudes mejoraron unas décimas con respecto a enero-febrero, por ejemplo la producción industrial 11.6% vs 11.4% o las ventas retail 15.2% vs 14.7%.
 
Más significativo fue que los préstamos otorgados por el sistema financiero alcanzaron los 1.01 billones de yuanes lo que contrasta con los 710 mil millones en febrero. Una mejora sustancial, aunque no tiraría las campanas al vuelo todavía. Primero, porque por el momento simplemente ha compensado el bajón de enero-febrero. Segundo, porque quien de verdad usa los bancos para financiarse es la empresa pública, la privada sigue fuera del sistema en muchos casos. Tercero, porque debido a los recientes comunicados de las Autoridades en contra del “monopolio” bancario y las reformas que se empiezan a producir para aumentar la competencia, podríamos estar ante una “reacción” dando crédito para mostrarse como necesarios y cumplidores de su tarea, pero con una financiación de dudosa finalidad y calidad. La morosidad amenaza con repuntar. Veremos.
 
 
EL PIB
 
Pero sin duda lo más sorprendente de los datos chinos no es esto, sino el PIB. Los datos del PIB en el primer trimestre de 2012 son increíbles… porque no hay quien se los crea. Empecemos por lo sutil y vayamos poco a poco avanzando por el camino de la manipulación estadística. Para ponernos en contexto decir que el crecimiento publicado fue de un 8.1% interanual en el primer trimestre de 2012, muy por debajo del consenso de los analistas encuestados por Reuters (8.3), Bloomberg (8.4) o lo esperado en China (8.6). Es decir, el resultado es malo, pero el problema no es que sea malo o bueno, sino su falta de credibilidad.
 
Comencemos por el desglose de factores. Según el gobierno 6.2 puntos se debieron al consumo, 2.7 a la inversión y -0.8 a la exportación (6.2 + 2.7 – 0.8 = 8.1). A pesar del número estaríamos ante un buen resultado porque el consumo pasaría a substituir a la inversión, que en 2011 representaba prácticamente el 50% del crecimiento, algo no sostenible a largo plazo. ¿Cuál es el problema? El problema es que el consumo privado sigue creciendo por debajo de la inversión, por tanto es imposible hablar todavía de “rebalanceo” de la economía. Imposible. Si la inversión crece más rápido que el consumo privado significa que ostentará una mayor cuota en el PIB. Entonces, ¿qué ha ocurrido? Pues ocurre que quien está realizando ese consumo no son los agentes privados sino el gobierno, estamos hablando de dinero público.
 
Es decir, tenemos un PIB que crece menos y con más presencia pública, pero eso no es lo peor. Prepárense para la creatividad contable. Según mis cálculos un 8.1% se correspondía con un crecimiento trimestral anualizado inferior al 7%, cifra peligrosa pues para algunos está ahí el “hard landing”. Al comprobar los datos oficiales observo que el crecimiento trimestral es de un 1.8%, o lo que es lo mismo, un 7.4% anualizado. No me cuadra, así que decido revisar todos los datos oficiales de fuentes oficiales, y salir de dudas. No sabía dónde me metía.
 
Primera sorpresa, ¿qué datos oficiales? Para ver los datos de PIB podemos ir a dos fuentes, una es la web del NBS y otra la base de datos del NBS. Buscando los crecimientos intertrimestrales en la primera me encuentro esto, datos que coinciden con los que salen publicados en la prensa. Voy a buscar esos mismos datos de forma individualizada a 2011 y me encuentro esto. A continuación pueden ver una gráfica al respecto.
 
 
¡Mismos trimestres distintos resultados! Podríamos pensar que estamos ante una posterior revisión y que por tanto el cuadro de abajo sería correcto y el de arriba incorrecto, el problema es que noticias que salieron publicadas en su momento ya mostraban el crecimiento del cuadro de abajo. Ante mi perplejidad decido ir a la segunda fuente, la base de datos del NBS, y me encuentro que son iguales a la primera versión. ¿Cuál es la verdadera? Intuyo que la segunda por haber visto dichos datos más habitualmente, pero quién sabe.
 
Pasando por alto este “pequeño detalle” las sorpresas no se acaban aquí. Al fin y al cabo una décima más o una décima menos no cambia la foto final del PIB interanual. O no debería, veremos que en este caso es distinto. En el resto del mundo si agregamos el crecimiento del primer trimestre, del segundo, el tercero y el cuarto nos da el crecimiento interanual de este cuarto trimestre, es decir, es lo mismo ver cuándo varia el PIB en un año que hacer lo mismo por trimestres. En todo el mundo excepto en China.
 
Tanto si cogemos los datos intertrimestrales 2.3, 2.3, 2, 1.8 como los 2.3, 2.4, 1.9, 1.8 (2º, 3º y 4º trimestre de 2011 y 1º de 2012) para calcular el interanual, el resultado sería un 8.67% de crecimiento interanual en el 1er trimestre de 2012.  Podemos pensar “serán los decimales”, bien, quitemos una décima de crecimiento intertrimestral a todos los trimestres, doblando el efecto que podrían tener los decimales (un 2.3% de crecimiento podría ser un 2.25% pero no un 2.2%). El resultado quitando una décima sería un 8.24%, es decir, aun quitando el doble de lo que podrían afectar los decimales obtenemos un resultado superior al 8.1%. ¿Conclusión? Estos datos son imposibles.
 
¿Qué podría haber llevado a los dirigentes chinos a cometer semejante atropello en la contabilidad nacional? No tengo ni la menor idea pero confirma la poca utilidad de los datos de crecimiento, que siguen realizándose con una metodología que no es pública. Para que el PIB interanual fuese de un 8.1%, el crecimiento intertrimestral del 1er trimestre debería haber sido del 1.3%, un 5.3% anualizado. Roubini en su twitter dice que según sus ajustes les da un anualizado del 6.9%, lo que vendría siendo un 1.68% intertrimestral vs 1.8% oficial. ¿Quiere decir esto que China se está hundiendo? En absoluto, quiere decir que, pase lo que pase, no nos enteraremos por la contabilidad nacional. Porque como decía wikileaks, reproduciendo palabras de Li Keqiang, “es solo una referencia. Así que habrá que seguir fijándose en la energía o en lo que perciben las empresas extranjeras más ligadas a China, como antaño. 
 
NOTA: Si alguien tiene idea de a qué puede ser debido esto o encuentra alguna errata, le estaré agradecido si avisa por aquí, en el correo o en twitter. Por más vueltas que le doy sigo sin entenderlo. Para los que más se aburran he hecho una gráfica con algunos países que he revisado buscando discrepancias similares (datos de Eurostat), pero no los he encontrado. Click en la imagen.
 
 
16/04/2012 12:30 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris