Facebook Twitter Google +1     Admin

PSOE, UGT, CCOO, IU APUESTAN POR LA "KALE BORROKA"...

La hoja de ruta de CCOO/IU y UGT/PSOE: “Tensión diaria”, “marchas a Madrid” y controlar el 15-M

 

La hoja de ruta de CCOO y UGT: “Tensión diaria”, “marchas a Madrid” y controlar el 15-M

Un policía pasa por la zona donde han sido quemados varios contenedores en Barcelona

Alberto Pérez Giménez - Sígueme en  Twitter  01/03/2012   (06:00h)

“El objetivo es mantener la tensión informativa y mediática de forma diaria y permanente”; “plan de asambleas con especial atención a las pequeñas y medianas empresas”; “organizar la realización de marchas hacia Madrid desde varios puntos”… La ‘hoja de ruta’ de CCOO y UGT contra la reforma laboral está detallada en un documento del pasado 24 de febrero al que ha tenido acceso El Confidencial.

El objetivo, sobre todo, es “gobernar la estrategia de rechazo a la reforma desde el sindicalismo confederal” y expulsar a otros protagonistas, en especial, el 15-M. Y sólo después de la gran marcha sobre Madrid, en principio el 31 de marzo, “sería el momento de valorar la convocatoria de una Huelga General”. De momento, ya han anunciado otra jornada de manifestaciones el 11-M, lo que ha enojado a las Asociaciones de Víctimas de la matanza de 2004.

La pasada semana, los secretarios generales de las dos principales centrales sindicales del país, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, se reunían para valorar el resultado de la manifestación del domingo anterior contra la reforma laboral “y sobre todo, establecer las propuestas para dar continuidad al proceso de movilización”. El documento, elaborado el 24 de febrero por la Confederación Sindical de CCOO, detalla claramente cuál es la estrategia de los sindicatos, sus temores y los próximos pasos a dar antes de abordar una convocatoria de huelga general que, dice el texto, sólo se valorará como último recurso y a partir de finales de mes..

En el apartado, “Valoración del desarrollo de las manifestaciones del 19F”, califica de “éxito indiscutible la convocatoria” pero alerta del “brutal ataque mediático impulsado por el Gobierno a las organizaciones sindicales” y descalifica al movimiento de ‘indignados’, a quien censura su “persistente e infantiloide campaña de deslegitimación desde quienes se arrogan la marca del 15-M”. El resumen no deja lugar a dudas de lo importante que es para CCOO y UGT que sean ellos, y no el 15-M, quienes capitalicen las protestas. Y dice textualmente: “Es necesario ‘gobernar’ la estrategia de rechazo a la reforma desde el sindicalismo confederal”.

 

El temor a la ley de Huelga impulsada por CiU

Tras evaluar los escasos frutos logrados hasta ese momento de sus contactos con el PP para intentar negociar la reforma, los sindicatos advierten que “el tiempo hábil para actuar incluye todo el proceso de tramitación parlamentaria” (es decir, prácticamente hasta junio), pero que deben contar con una particular espada de Damocles: “En paralelo, el PP está negociando con CiU y hay que tener en cuenta que esta formación promueve una Ley de Huelga con un contenido muy reaccionario”.

Con estos condicionantes, CCOO y UGT terminan su documento con un cuarto punto, “Propuestas para dar continuidad a nuestra estrategia”, que comienza con la presentación de recursos de inconstitucionalidad “a través de la confluencia de los grupos parlamentarios”, algo que anunció tras esta reunión el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. También establecen un “plan de asambleas con especial atención a las pequeñas y medianas empresas”; “en la sociedad, especial atención a jóvenes y parados” o “una plataforma social en defensa del Estado del Bienestar”.

El ‘plato fuerte’ en el corto plazo será “un Acto sindical de masas en Madrid a realizar durante el debate parlamentario. ¿Sábado 31 de marzo?”, y define claramente el objetivo de su estrategia: “Mantener la tensión informativa y mediática de forma diaria y permanente” con la “realización de marchas hacia Madrid desde varios puntos y con la participación de sectores diversos (empresas con problemas, grupos de personas en paro, jóvenes…) que llegarían a la capital el día de la celebración del gran acto sindical” que, en principio, deben decidir si es el 31 de marzo, el día en que Mariano Rajoy debe presentar los Presupuestos.

El documento concluye con los pasos a seguir tras ese 31 de marzo. “El día de la llegada de las marchas, se plantearán dos opciones: si ha habido negociación [con el Gobierno] podremos certificar el acuerdo; de lo contrario, sería el momento de valorar la convocatoria de una Huelga General”.

01/03/2012 13:44 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris