Facebook Twitter Google +1     Admin

WSJ: "La tragedia griega no tiene fin.."..Artículo para el debate..

20120116124947-atenas-is-brunki-.jpg

13.01.2012 RICHARD BARLEY  

Las negociaciones sobre la deuda griega se están yendo al traste. El viernes, tras meses de negociaciones, el Instituto Internacional de Finanzas, que representa a los tenedores de bonos, suspendió las negociaciones sobre un acuerdo voluntario para renunciar a 100.000 millones de euros y evitar así una moratoria de Grecia.

El acuerdo tendría que alcanzarse antes de febrero, dado que el próximo 20 de marzo Atenas se enfrenta al vencimiento de 14.400 millones de euros de deuda. El problema es que, cuanto más se deteriora la economía griega, más urgente es llegar a un acuerdo sobre sus compromisos de deuda. Una solución es fundamental no solo para Grecia, sino también para la eurozona.

La dificultad de las negociaciones estriba en que se deben conciliar dos necesidades opuestas: el alivio de la deuda debe ser lo suficientemente cuantioso como para situar las finanzas helenas en la senda de la sostenibilidad, un requisito fundamental para que el FMI no congele sus préstamos; sin embargo, cualquier acuerdo con los acreedores deber ser voluntario para evitar un impago que impediría a los bancos griegos tomar préstamos del BCE y multiplicaría las pérdidas del BCE, que, según los cálculos, tendría 45.000 millones de euros de bonos.

El año pasado, el FMI aseguró que una quita del 50% de la deuda del sector privado (200.000 millones de euros) reduciría la deuda hasta el 120% del PIB para 2020, un nivel que se considera sostenible. No obstante, desde entonces, las condiciones han empeorado, ya que todo apunta a que el déficit de Grecia en 2011 ascenderá al 9,6% del PIB y a que la economía se habrá contraído un 6%.

JPMorgan advirtió en octubre que, según sus cálculos, que apuntan a una prolongada recesión, la deuda podría llegar a alcanzar el 190% del PIB. El FMI está llevando a cabo un nuevo análisis de sostenibilidad en el que seguramente se llegue a la conclusión de que es necesario ampliar las ayudas a la deuda.

Es probable que las actuales negociaciones sean la única oportunidad de que los acreedores privados asuman pérdidas. Seguramente los nuevos bonos se emitirán de conformidad con la legislación inglesa y no según la griega. Además, para convencer a los inversores a aceptarlos será necesario que aporten ciertas garantías o el pago en efectivo. Eso reducirá la capacidad de Grecia de negociación en el futuro.

Al reducir los cupones y ampliar los vencimientos, Atenas puede incrementar las pérdidas sobre el valor actual neto de entre el 60% y el 70%. Sin embargo, imponer pérdidas por encima de este nivel resultará difícil en un acuerdo voluntario. Es probable que algunos inversores, como los hedge funds, resistan hasta el último momento, con la esperanza de obtener la totalidad de su inversión.

Aunque Grecia puede tomar medidas contra ellos, necesita reducir al mínimo sus números. Eso hace pensar que cualquier ampliación de las ayudas a la deuda tendrá que llegar del sector público. Incluso esta perspectiva es delicada. Los 20.000 millones de euros de préstamos del FMI son intocables. El BCE también insiste en que no asumirá pérdidas, lo que podría afectar a su credibilidad, sobre todo si amplía el colateral que acepta de los bancos.

Con eso quedarían los 53.000 millones de euros prestados por los gobiernos europeos. En última instancia, los gobiernos se verían obligados a asumir pérdidas. Un impago desordenado de Grecia sería catastrófico para la eurozona. Por otra parte, las ayudas a la deuda del sector público serían un magnífico ejemplo de solidaridad europea. De hecho, al relajar las tensiones de los mercados, las pérdidas se verían claramente compensadas por los beneficios.

Más información en www.europe.wsj.com

©2012 Dow Jones & Company, Inc. All Rights Reserved

16/01/2012 12:49 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris