Facebook Twitter Google +1     Admin

Rubalbanana Desastre: Economía revela 5.095.200 parados en términos desestacionalizados..

EL RITMO DE DESTRUCCIÓN DE EMPLEO SE ACELERA

Economía revela 5.095.200 parados en términos desestacionalizados

 

Carlos Sánchez - Sígueme en  Twitter   28/10/2011  (11:10h)

El deterioro de la actividad económica se acelera. Y lo hace a ritmos desconocidos desde los años más duros de la crisis. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al tercer trimestre reflejan, en concreto, que en sólo en tres meses -entre julio y septiembre- la economía española ha destruido nada menos que 146.800 puestos de trabajo. O lo que es lo mismo, cada día, durante los meses de máxima actividad turística, se perdieron 1.595 empleos, lo que da idea de la profundidad de la crisis.

 

De hecho, el ritmo de destrucción de puestos de trabajo se ha acelerado hasta el -2,11% anual. Es decir, más del doble que el -0,9% registrado en el segundo trimestre del año, lo que significa que desde el punto de vista del mercado de trabajo las cosas no sólo no mejoran, sino que empeoran de forma intensa.

 

El número de ocupados (18.156.300) ha caído a niveles de 2005. La crisis se ha llevado ya por delante 2,2 millones de empleos. Y aún faltan por contabilizar los datos del cuarto trimestre de 2011, que dada la alta estacionalidad de la economía española, volverán a ser negativos. Con toda seguridad, se superará la barrera de los cinco millones de parados.

 

Es más, si se desestacionalizan las cifras –como hace el propio Ministerio de Economía- para poder hacer comparaciones más homogéneas, el resultado es estremecedor. El tercer trimestre del año se ha cerrado con 5.095.200 parados, con un impresionante avance de 287.000 desempleados más en términos desestacionalizados, que es la mejor forma de medir la realidad del empleo.

 

La importancia del ‘efecto desánimo’

 

De hecho, si no hubiera sido por el enfriamiento de la población activa (que está cayendo), ya se habría superado esa cifra sin desestacionalizar. Pero está ocurriendo lo que los especialistas denominan ‘efecto desánimo’, que se produce cuando los ciudadanos ni siquiera buscan un empleo –y por lo tanto no pueden ser considerados parados- porque están convencidos de que no lo encontrarán. La población considerada inactiva, en concreto, ha aumentado nada menos que un 1,8% en el último año.

 

Este ‘efecto desánimo’ explica que la población activa (en contra de lo que indica la pirámide de población) haya avanzado apenas un 0,06% en el último año. En los años de fuerte actividad la población activa llegó a crecer por encima del 2%, principalmente por la incorporación de la mujer al trabajo. Hoy hay, en todo caso, un 8,8% más de parados que hace un año, pese al tirón de las exportaciones y después de cuatro años de crisis.

 

Con estos datos, la tasa de paro escala hasta el 21,52% de la población activa, la más alta desde el año 1996, que es cuando se inicia el anterior ciclo alcista de la economía. En paralelo, lo que ha caído de forma espectacular es la tasa de ocupación, sin duda la variable más relevante, ya que refleja el porcentaje de ocupados sobre la población mayor de 16 años. Pues bien, en el tercer trimestre se ha situado en el 46,9%, cuando en 2007 llegó a superar el 54%. Esto significa que sólo 4,7 de cada diez adultos tiene trabajo, y son ellos los que sostienen el gasto del Estado en todo tipo de políticas (sanidad, educación o pensiones).

 

La información suministrada por la EPA refleja otro dato dramático que refleja la intensidad de la crisis. El 17,92% de los ‘cabezas de familia’ (lo que el INE llama persona de referencia) se encuentra en paro. Esta cifra es relevante porque en muchos hogares el único sueldo que entra es el del padre o la madre con trabajo, por lo que si uno de ellos pierde el empleo, la situación es verdaderamente dramática. Sobre todo teniendo en cuenta que la tasa de paro entre los hijos que todavía viven en el hogar –independientemente de la edad- se sitúa ya en el 35%.

 

La situación se complica todavía más en algunas regiones con altísimas tasas de empleo. Es el caso de Andalucía, donde nada menos que el 30,93% de la población activa está en paro. Es decir, casi uno de cada tres andaluces en edad de trabajar y que quieran hacerlo, está sin empleo. En el lado opuesto están los territorios forales.Madrid se sitúa por debajo de la media, el 17% está en paro.

28/10/2011 14:53 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris