Facebook Twitter Google +1     Admin

EE.UU. alerta de una cascada de moratorias de deuda en Europa..."Hay que proteger a España, o si no, el pánico se va a extender"........

20110926145806-boerse-dw-wirtscha-1442938m.jpg

EE.UU. alerta de una cascada de moratorias de deuda en Europa

Lagarde pide más recursos para el FMI, pero los emergentes recelan de poner más dinero | Alemania recela de ampliar el Fondo Europeo con el apoyo del BCE | Las declaraciones al final de la reunión del FMI revelan la gravedad de la crisis | Para el FMI, "existe un peligro real de un largo periodo de estancamiento" | Hay serias dudas de que Europa sea capaz por sí sola de solventar la situación | "Ya habéis tenido vuestra oportunidad; dejad que el FMI gestione la crisis" | "Hay que proteger a España e Italia; si no, el pánico se va a extender"

Economía | 26/09/2011 - 10:00h

Andy Robinson | Washington

Terminadas las respectivas cumbres del G-20 y del Fondo Monetario Internacional (FMI) este fin de semana, crece la preocupación en Washington de que la parálisis política ante la crisis de la zona euro pueda estar sembrando la semilla de una segunda fase de turbulencias financieras globales y, hasta una década perdida a la japonesa en las economías occidentales. Para evitarlo, hay consenso en movilizar urgentemente billones de euros de manera preventiva para convencer a los mercados de bonos de que no hay riesgo de una cadena de insolvencias en la zona euro.

Pero crecen las dudas en Washington de si existen las condiciones políticas, e incluso la capacidad económica, para que Europa pueda asumir este papel, mediante la ampliación del Fondo de Estabilidad Financiera, sin un mayor apoyo del FMI.

Las declaraciones oficiales al término de la asamblea del FMI eran de una gravedad desconocida desde la crisis del 2008. "La economía mundial ha entrado en una fase peligrosa con (...) riesgo de deuda soberana, fragilidad en el sistema financiero, desaceleración del crecimiento económico y elevado paro", resumía el comunicado del FMI, en el que el Fondo se compromete a "hacer lo necesario para prevenir un deterioro de la crisis de la zona euro".

El secretario del Tesoro estadounidenses, Tim Geithner, utilizó un lenguaje aún más dramático en su discurso ante los delegados de los 187 países representados en el FMI : "Existe la amenaza de una cascada de moratorias, salidas masivas de depósitos de los bancos y riesgo de catástrofe" declaró a los reunidos.

Es un indicio de la alarma que se percibe en la Administración de Obama y en la cúpula del FMI, que ha instado a la zona euro a poner en práctica con la mayor brevedad los acuerdos de julio para "flexibilizar y maximizar el impacto" del Fondo de Estabilidad Financiero Europeo. "Tenemos una confluencia de deuda soberanas y riesgo bancario; existe un peligro real de un largo periodo de estancamiento", dijo al terminar la asamblea Harman Shanmugaratnam, presidente singapurense del comité del FMI.

Aunque la posición oficial sigue anclada en una ampliación del Fondo de Estabilidad, algunos economistas señalan que el peligro de una crisis sistémica ya es tan significativo que hace falta elevar el papel del FMI. "Ha llegado el momento de decir a los europeos: ya habéis tenido vuestra oportunidad, ahora dejad que otra institución dirija el rescate, el FMI", declaró Raghuram Rajan, ex economista jefe del Fondo. "Hay que proteger a España, o si no, el pánico se va a extender", manifestó. El FMI está acostumbrado a actuar en crisis de economías emergentes, como América Latina en los ochenta y Asia en los noventa. "La crisis europea ya es igual que una de los mercados emergentes", dijo.

El Tesoro estadounidense ha instado a los europeos a ampliar drásticamente el Fondo de Estabilización utilizando el Banco Central Europeo para garantizar un apalancamiento de hasta tres o cuatro billones de euros, necesarios para proteger a las dos grandes económicas mediterráneas. Aunque al final del G-20 el viernes, el ministro de Finanzas francés, François Baroin, se limitó a repetir el comunicado del G20, según el cual se hará lo necesario para "optimizar el fondo estabilidad", la delegación francesa se ha mostrado receptiva al plan americano de apalancar el fondo.

Pero existen recelos en los países germanos. Como advirtió Axel Weber, ex halcón del Bundesbank que asiste a título personal a la reunión, jamás se diseñó el BCE para actuar como prestamista de último recurso a los países miembros. Antonio Borges, responsable de Europa del BCE, coincidió con esta línea ayer.

Preguntada por si el FMI puede aumentar el apoyo financiero a los países del euro, Lagarde dijo que "da la casualidad de que el epicentro de este acontecimiento global está en la zona euro" y que "el Fondo está dispuesto a entregar todos los recursos necesarios". Pero hay reticencias entre muchos accionistas del FMI a que el Fondo sea utilizado para rescatar la zona euro. Esto es problemático, ya que hacen falta inyecciones de capital en el Fondo procedentes de los emergentes –con más de tres billones de euros de reservas–. Lagarde reconoció: "Nuestras capacidades de préstamo son casi 400.000 millones de dólares y son suficientes en estos momentos, pero no para las necesidades potenciales de financiación para las víctimas colaterales de la crisis".

26/09/2011 14:58 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris