Facebook Twitter Google +1     Admin

Oro tiene su peor jornada desde el 2008.

 

Los precios del oro al contado se hundieron ayer 4.32%, su peor caída diaria desde el 1 de diciembre del 2008, cuando retrocedieron 5.85%, arrastrados por una toma de ganancias luego de conocer positivas cifras de la economía de Estados Unidos y ante la incertidumbre por el discurso de Bernanke de este viernes.

De esta manera, el oro al contado cerró en 1,751.55 dólares la onza e hiló dos jornadas de retrocesos, en las que acumula un descenso de 7.77% o 147.55 dólares, con lo que su ganancia en lo que va de agosto se redujo a 7.65 por ciento.

En el mercado de futuros, el contrato para entrega en diciembre cerró en 1,757.30 dólares la onza, al caer 5.92 por ciento.

Con este último repliegue el metal se encuentra a poco más de 161 dólares del máximo histórico de 1,912.84 dólares que tocó el martes pasado.

Los precios del metal también fueron presionados luego de que el Departamento del Trabajo de EU informara que los nuevos pedidos de bienes duraderos subieron 4% en julio, más de lo esperado y desde una caída de 1.3% en junio.

Sebastien Galy, estratega de Monedas de Société Générale en Londres, dijo: “La cifra es bastante alentadora, ya que demuestra que la debilidad de la economía estadounidense no es tan severa como se pensaba”.

Lo anterior alentó las expectativas de que la economía estadounidense, pese a presentar una desaceleración, podría no caer en recesión.

En este contexto, estrategas de bancos internacionales coincidieron en que es un momento para que los inversionistas tomen parte de sus ganancias, esto a medida que los precios se acercan a 2,000 dólares, ya que el avance del metal se ha prolongado demasiado.

Si no se da un ajuste en los precios, las caídas podrían ser más estrepitosas. Parte de la escalada que han presentado los precios del oro se debe a expectativas de que la Fed terminará por implementar nuevas medidas de estímulo para apuntalar a la alicaída economía estadounidense.

Sin embargo, si el viernes Ben Bernanke no anuncia ninguna medida para contrarrestar la desaceleración de la economía, el oro podría presentar un fuerte ajuste.

Aun con estos ajustes, especialistas opinan que esto no necesariamente se trata de un cambio de tendencia.

El banco británico Barclays estimó ayer que el precio del oro promediaría 1,800 dólares por onza en el segundo semestre y 2,000 dólares en el 2012, en medio de un débil crecimiento económico.

25/08/2011 11:46 zpeconomiainsostenible Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris